La razón por la que el vídeo está arrasando en redes sociales

No se puede negar: el contenido de vídeo está de moda, y no se va a ir a ninguna parte. Mientras que YouTube y TikTok siguen reinando como las plataformas de vídeo más populares a nivel mundial, plataformas como Instagram se están orientando cada vez más hacia el vídeo en un valiente intento de mantener el ritmo. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué el contenido de vídeo ha experimentado un aumento tan significativo de su popularidad en los últimos meses? Nosotros sí, así que hemos recopilado una lista de algunas de las razones clave de esta reciente (¡pero rápida!) evolución de los contenidos online.

1. Está científicamente demostrado que nuestros cerebros prefieren el vídeo

 

Según los científicos, nuestros cerebros procesan los elementos visuales casi 60.000 veces más rápido que el texto, una de las principales razones por las que nuestros cerebros adoran ver vídeos. Se dice que el espectador medio recuerda el 95% de un mensaje cuando lo ve, frente al 10% de los mensajes basados en texto. Así que, en pocas palabras, tu mensaje será recibido mucho más rápido, y con una probabilidad mucho mayor de que la información sea retenida por su audiencia, si se presenta en un formato de vídeo en lugar de un cuerpo de texto o imágenes estáticas.

 

 

2. Ayudan a crear un perfil mucho más personal y cercano

 

Piensa en la cantidad de personas que admiran a sus estrellas favoritas de YouTube o TikTok, algo que probablemente no ocurriría si su contenido consistiera únicamente en imágenes estáticas. El contenido de vídeo permite a las personas establecer lo que parece una profunda conexión personal con sus seguidores, una forma de estar “cara a cara” sin estar físicamente juntos. La gente responde positivamente a la narración de historias auténticas, lo que significa que aprovechar este poder para una campaña de Marketing podría ser enormemente eficaz para construir una audiencia leal.

 

 

3. Nuestra capacidad de atención es más corta que nunca.

 

Según un estudio reciente de Microsoft, la capacidad de atención del ser humano se ha reducido a ocho segundos, lo que supone una disminución de casi el 25% en pocos años. Tanto si esto se debe a que el público tiene mayores expectativas en cuanto a lo que elige para interactuar, como si es el resultado de la pandemia que afecta a la cantidad de tiempo que pasamos en nuestros teléfonos, no son buenas noticias para los profesionales del Marketing. Esto significa que el contenido debe ser más atractivo, entretenido y original que nunca. Aunque es innegable que nuestra capacidad de atención se está reduciendo, un contenido muy relevante y entretenido (si tiene un factor de sorpresa, aún mejor) seguirá siendo capaz de mantener a la audiencia.

 

 

4. Los vídeos redirigen  muy bien y son geniales para SEO

 

Quizás no sea una sorpresa: el contenido de vídeo es increíble para el SEO. Las empresas que utilizan vídeos en sus sitios web tienen un 41% más de tráfico web procedente de las búsquedas que los sitios que no utilizan vídeo en absoluto, y el contenido de vídeo también aumenta el tráfico orgánico en un 157%. Se ha descubierto que el vídeo es incluso más beneficioso para su marca en términos de SEO que las páginas web múltiples. Además, los vídeos tienen muchas más probabilidades de ser compartidos que el texto o las imágenes, lo que inevitablemente generará más enlaces entrantes. Por esta razón, los vídeos tienen 45 veces más probabilidades de aparecer en la primera página de Google que el texto.

 

 

5. Los vídeos pueden ayudar a aumentar la intención de compra.

 

Todos sabemos que, en general, el éxito de una campaña depende de la cantidad de conversiones que se consigan, es decir: cuántas personas compraron o expresaron interés en su producto o servicio. Los vídeos hacen un gran trabajo a la hora de acercar a los consumidores a ese punto, ya que se ha descubierto que el 64% de los clientes son más propensos a comprar un producto después de ver un vídeo que lo muestre. Además, una experiencia positiva de un cliente con un anuncio en vídeo puede aumentar la intención de compra en un 97%. Pero es importante recordar que, aunque todo esto parezca sencillo, no cualquier vídeo tendrá este efecto: el contenido debe dirigirse al público adecuado y, como siempre, debe ser lo más atractivo, interesante y relevante posible.

Únete a nuestro newsletter

Descubre las últimas tendencias y todo lo que se cuece en el Influencer Marketing